¿Qué tiene que tener un buen sarten baja?

Antes de adquirir una sartén, no debemos fijarnos sólo en el valor, sino, por el contrario, adquirir la que mejor se adapte a nuestras necesidades individuales. A continuación verás todo lo necesario para aprender a conseguirlo.

Una buena parte de las sartenes se utilizan casi cada día, en consecuencia, no será mala idea apostar por una de calidad que resista el uso intenso.

¿Funciona correctamente en mi cocina?

Como muchos ya saben, no todas las sartenes son similares. A fin de poder comprar la mejor sartén para ti, en primer lugar corrobora el tipo de cocina que empleas.

Las cocinas a gas y las eléctricas poseen una conductividad térmica que no es pareja. Por lo tanto, si es tu caso, invierte en una variedad de sartén pesada en la mano y que tenga un fondo grueso (por ejemplo de hierro o acero revestido), debido a que son de hecho mejores para distribuir el calor a diferencia de las opciones más ligeras.
A diferencia del caso anterior, las cocinas de inducción nada más funcionan con utensilios de cocina que tengan el suficiente proporción de hierro como para atraer a un imán. Si cocinas con inducción, busca las palabras "compatible con inducción" para elegir una sartén.

¿Qué material es más aconsejable para las sartenes?

Hay sartenes de múltiples materiales y estilos de asas. Ya sea que prefieras sartenes antiadherentes para cocinar tortillas o sartenes más pesadas para hacer carnes, encontrarás la opción idónea para tu cocina. ¡La presente descripción de compra de sarten baja inclusive brinda más información sobre la importancia de encontrar el material acorde a tus necesidades!

  • Acero inoxidable revestido de aluminio: posee una fantástica conducción térmica, se puede emplear con inducción y resiste el óxido y la corrosión.
  • Aluminio: se caracteriza por crear una fantástica conducción de la temperatura y no se oxida.
  • Acero inoxidable/aluminio: tiene una estupenda conducción del calor, está listo para la inducción,, es resistente ante el óxido y la corrosión y se puede poner dentro del lavavajillas.
  • Aluminio anodizado/revestimiento duro: crea una maravillosa conducción de la temperatura y resiste abolladuras y rayones.
  • Cobre/acero inoxidable: se destaca por crear una maravillosa conductividad térmica.
  • Acero al carbono: crea una maravillosa conductividad térmica y se puede cocinar con inducción.

A pesar de que por lo común es recomendable consultar las instrucciones proporcionadas por el fabricante, aquí tienes algunos consejos básicos:

  • Se recomienda la utilización de utensilios de silicona de uso culinario para las sartenes antiadherentes.
  • Deberías evitar dejar las sartenes vacías en su fuente de calor y debes esperar a que pierdan temperatura antes de dejarlas en remojo o lavarlas.
  • Al apilar sartenes antiadherentes o de revestimiento duro, coloca un paño en medio con el objetivo de que no se formen rayones y pierdan su poder antiadherente.
  • Cualquier sarten baja podrá durar más tiempo y lucirá mejor cuando se la lava manualmente. En caso de que la vayas a poner en la máquina lavavajillas, asegúrate de emplear un detergente seguro para metales.

Si se trata la manija de las sartenes, son mejores las que tienen manijas de acero, porque no van a conducir el calor tanto como los mangos de aluminio y se van a mantener menos calientes que la sartén. Sino, también son recomendables las variedades de asas metálicas que sean huecas para no quemarte la mano.

Comentario

Las sartenes sirven para freír y a su vez sirven para saltear y dorar otros alimentos. Aunque no te sientas limitado solamente a verduras y carnes. Incluso sirve para cocinar otras cosas como huevos, crepes y tortitas.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que tengas una mejor experiencia al navegar por el sitio. Más información