Seleccionando la taza griega indicada

 

Si tomas una taza o varias de café diariamente, podría ser conveniente emplear una taza griega de calidad. Una buena parte de nosotros no podríamos empezar el día sin previamente haber tomado una humeante taza de café. Ya sea que seas adicto al café o solo precises un recipiente para obsequiar, una taza puede ser ideal.

El empleo de la taza griega justa tiene un impacto considerable en la manera en que disfrutas de tu café. Para la mayor parte de los cafeteros manuales, el café es mucho más que una bebida, se trata de un ritual. Una taza preferida se trata de una parte de gran importancia de ello. No obstante, por la variada diversidad de tazas, optar por la mejor taza puede no ser tan fácil como muchos creen. Con el propósito de alivianar tu selección, en lo que sigue descubrirás esta comparación de las más compradas tazas disponibles en el mercado en la actualidad.

Como elegir la taza griega indicada

Tendrías que tener presente los ambientes y situaciones en donde sueles disfrutar de tu café y lo que precisas en una taza. ¿Necesitas una taza para beber en tu automóvil? Opta por una taza para viajar o una que entre en el portavasos de tu coche. ¿Piensas en una taza para llevar de campamento? Considera su vida útil y cómo funciona con tu café aparte del sistema de preparación. ¿Tienes una familia con muchos miembros y careces del tiempo necesario para lavar la vajilla a mano? Compra una taza duradera, que mantenga el café caliente y que sea apta para la máquina lavavajillas.

¿Qué tamaños de tazas hay?

¿Bebes tu café en una taza grande o pequeña? Si prefieres un espresso, no vas a necesitar una taza de más de 130 ml, por otro lado, a un bebedor blanco plano tradicional le podría venir mejor una taza de 290 mililitros. Mientras tanto, aquellos a los que les agrada su café doble o beben cerveza o mucho té en sus tazas deberán escoger una taza más grande. Si estás buscando preparar café a máquina directamente en la taza, asegúrate de que la taza se adapte a tu equipo.

  • Cerámica: Típica, una taza de cerámica jamás falla. Estas tazas no generan ni tampoco retienen sabores u olores y se encuentran disponibles verdaderamente en incontables formatos y colores. Encima, este tipo de taza conserva el calor del café o té durante más tiempo. Son considerablemente resistentes en consecuencia, aparte son aptas para meter dentro del lavavajillas y microondas.
  • Vidrio: Estilosas y modernas, estas tazas apenas se ensucian y son sencillas de lavar. Lo negativo de una taza de vidrio es que tiende a calentarse rápidamente. Asimismo, si lo que precisas es tomar tu café despacio, no es una buena idea debido a que no puede mantener adecuadamente la temperatura.
  • Acero inoxidable: Muchas de las tazas fabricadas con acero inoxidable son para viajar con tapa y asa. Son ultra durables y resistentes, si bien son de las más costosas.
  • Melamina: Probablemente las tazas de este material sean las tazas más prácticas y accesibles disponibles en el mercado. Este material mantiene perfectamente la temperatura, así pues, estas tazas mantendrán tus bebidas calientes durante más tiempo, por lo tanto, también permiten ser puestas en el lavavajillas. Pero no son aptas para microondas.

Emplear una taza reutilizable es útil para gastar menos dinero en el café al paso y sirve para disminuir considerablemente la contaminación generada por las tazas desechables. En caso de que necesites que tu futura taza griega de viaje guarde la temperatura por la mayor cantidad de tiempo posible, decídete por una taza reutilizable de acero inoxidable. Determinados tipos aparte pueden ser plegables para un almacenamiento más cómodo.

Tanto si necesitas  una taza para emplear en el trabajo, pretendas equiparte con el juego de tazas para tu hogar, planeas regalar una taza personalizada a un ser querido o quieras un modelo térmico de taza para viajes, estamos seguros de que darás con la correcta.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que tengas una mejor experiencia al navegar por el sitio. Más información